Hablar desde el amor

Hay veces que cargamos con los problemas de los demás y en lugar de ayudarlos, les hacemos un mal a ellos y a nosotros mismos. Podemos ayudar más estando en paz, tranquilos y felices, que generando más estrés, preocupación o miedo.

Me ha tocado aprender esto a la mala, mi preocupación y mis ganas de ayudar y mejorar alguna situación, generaron más preocupación y estrés para que se resolviera. 

Para ayudar y para apoyar, primero hay que sanar y alcanzar un nivel de amor y tranquilidad para poder hablar desde el amor y no desde el miedo. 

Estamos tan acostumbrados a hablar desde el miedo que es muy difícil combatirnos a nosotros mismos y enseñarnos que ese no es el camino. 

Si la intención está llena de amor, no podemos desviarnos y querer solucionar las cosas con sentimientos que no corresponden al amor. 

Aquí te dejo algunos tips para hablar desde el amor:

  1. Piensa y reflexiona lo que vas a decir, muchas veces decimos cosas de las que nos arrepentimos en el segundo que salen de nuestras bocas. Por eso es importante tomarnos unos momentos para reflexionar qué es lo que queremos comunicar. A mí me sirve muchísimo escribirlo y hacer listas, cada persona es diferente, pero reflexionar, ayuda muchísimo. 
  1. Cuida la forma en la que te comunicas con tus seres queridos, las palabras hirientes pueden marcar de por vida. 
  1. Evita los dedos o movimientos acusadores, estar a la defensiva, subir el tono de voz, ser ofensivo. Cuando subimos el tono de voz, las personas pueden ponerse a la defensiva y en lugar de escucharnos pierden la atención en querer defenderse del ataque. 
  1. Muéstrales con tus palabras y acciones que la persona te importa, la valoras, la quieres y la respetas, aunque tenga diferentes ideas que tú. 
  1. Trata de mantener tu cuerpo en control, respira, relájate, no seas bruscx, renuncia a ganar. 
  1. Elige la relación en lugar de la razón. El que tengas o no la razón no va a hacer que tus amigos, familiares o pareja te quieran más. Siempre dialoga, no conviertas tus pláticas en monólogos. 
  1. Olvida el rencor, las recriminaciones, los juicios. Vuelvo a lo mismo, porque a mí a veces se me olvida y es sumamente importante. Si atacamos, el único resultado va a ser que la otra persona se defienda, por lo que no vas a llegar a nada que los haga felices a los dos. Desde el principio estás comenzando con el pie equivocado. 

Hablar desde el amor te puede cambiar la vida; encontrar el equilibrio, hablar con argumentos y sin odio o rencor, ser quien quieres ser y lo más importante, lograr que te escuchen. Al estar en una situación difícil, tenemos la opción de hablar desde el amor o desde el miedo. Siempre nos podemos apoyar del amor que nos tenemos a nosotros mismos, del amor que le tenemos a la persona con la que estamos discutiendo, del amor a la vida, a Dios, al universo. Siempre existe un amor que va a estar ahí para tí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .